´
Estás en : Variedades - Un recuerdo ... - UN RECUERDO PARA ... (Parte 5)







Un recuerdo para las "M" más recordadas


Un recuerdo para las deshonrosas "M", aquella forma de sanción grave que nos ponían los profesores civiles, que sustituían a las sanciones disciplinarias. Las más recordadas deben ser las del Macho y el Ternero.

Recuerdo de Marzuco: "Me acuerdo del Macho y 'El Viejo -------- ' (profesor de Matemáticas), cuando dijo.... 'vamos a ponerle una Emeeeeee... a Lima para que siga durmiendo'. Creo que le salió 5 días."

Recuerdo del Macho, para el mismo hecho: "Yo era el numero 3 de izquierda a derecha en el salón de clase, quedaba regalado en primera fila. Estaba 'El Viejo' aplicando una terrible masa de matemática y yo dele a pescar. En una dice 'Es una dualiiiiiiiidad matemáticaaaaaaaa, y vamos a ponerle una 'M' a Lima, para que descanse mejorrrrrr"

Más recuerdos del Macho: "Ese mismo día, 'El Viejo' dice: 'Rocha, ¿me trae el ejercicio?', y el Ternero le contesta: 'No tengo tabla, Profesor'. Entonces 'El Viejo' responde: 'Tabla viene de madera, madera empieza con M, así que tiene una 'M' por no tener Tabla de Logaritmos' ".




Un recuerdo para García Montejo



Recuerdo del Perro: "Cuando pasaron el video de la banda militar que hacía evoluciones a la perfección, me vino a la memoria García Montejo, que estaba en nuestro grupo (Romualdo se debe acordar). Entonces en Orden Cerrado, el instructor le gritaba: '¡Enderece la cabeza, Montejo!', y la fiera, en esa expresión máxima de coordinación y disciplina, le contestaba: '¿Para qué lado, mi Teniente?'. Era un aspirante progresista. Ya en esa época, en el ropero tenía radio, yerba, azúcar y mate. Un baluarte de la Infantería."




Un recuerdo para el "vuelo" en la Biblioteca




Recuerdo de la Lola: "Tengo otro dato, Telechea y la Biblioteca en el Corredor Central. Había un libro que era el 'number one' para volar, la Enciclopedia de la Segunda Guerra, editada por el Reader´s Digest. Faltaba el tomo 2, pero el 1 y el 3 vivían en las mesas de 'vuelo'."




Un recuerdo para el "28"


Un recuerdo para el '28', cuando resonó en la Plaza de Armas la voz de mando: 'Por la derecha, ¡numerar-sé!', hasta que llegó a nuestro compañero de aquellas épocas, que susurró la numeración, mezcla de poca voluntad, ronquera y desafinación, lo que lo marcó (como tantas otras cosas), durante su corta carrera militar, para la que no tenía absolutamente ninguna de las aptitudes requeridas. Y no solo para la milicia, tampoco demostraba mucha capacidad para nada. Y pensar que muchos años después, ya recibido de Abogado, trabajó en Presidencia de la República.




Un recuerdo para los baños en arroyos en maniobras de verano


Un recuerdo para los baños en los arroyos en maniobras de verano.

Y no solo arroyos. Ríos, cañadas, lagunas, todo lo que tuviera un poco de agua servía para la higiene diaria. Todas los cursos de agua que cruzan las rutas 31, 26, 3, 20, 2, 24, 15, 10, 16, 14, en fin, todas las rutas de la Patria por la que hicimos Infantería, por lo menos durante nuestra etapa de Cadetes en la Escuela Militar.

El baño siempre era un momento de descontracción, el momento de refrescarnos luego de las largas marchas bajo el fuerte sol de Diciembre.





Un recuerdo para la tirada de platos


Y ya que hablamos de maniobras, un recuerdo para la tradicional tirada de platos al partir el tren de regreso desde las maniobras de verano, en el último año en la Escuela Militar. Marcaba prácticamente el fin de los estudios, ya que solo quedaban unos días para la ceremonia de egreso como Alférez.




Un recuerdo para los "Dioses del Olimpo"



Un recuerdo para aquel Clase del Curso de Caballería, que en el Puesto 4 y con el Curso formado con el Jefe de Curso a la cabeza, lanzó aquella frase inmortal: 'Que los Dioses del Olimpo nos sonrían...' " (Recuerdo del Chino).




Un recuerdo para el uniforme "Panamá"



Un recuerdo para el viejo y querido uniforme "Panamá". Tela rústica, si las había, pero resistente, como debía ser. Después vino el también famoso uniforme "Coreano".




Un recuerdo para el "estudio libre"


Un recuerdo para las épocas de "estudio libre", antes de los exámenes de fin de año.
Lo mejor era que cada uno disponía de su tiempo como quería. Y claro, había de todo. Unos estudiaban y otros, no tanto...
También estaba el "estudio nocturno" y el "estudio diurno", para los que no le alcanzaban las horas del día. Claro que tenía limitaciones. El "estudio nocturno" no podía ser hasta después de las 23 horas y el diurno, no podía ser antes de las 4 horas. También existía la obligación de anotarse con antelación, bajo riesgo de ser sancionado, ¡aunque fuera por estudiar!.




Un recuerdo para: "¡El Señor Mayor, mi Teniente!"




Un recuerdo para el famoso episodio aquel, en que un Aspirante gritó con todas sus fuerzas: ¡El Señor Mayor mi Teniente!. El Teniente en cuestión se dio vuelta y le respondió: ¿Dónde está el Sr.Mayor? ¡No ve que ese es el Cabo Paggiola! (Recuerdo del Chuco).




Un recuerdo para la puerta del ropero



Un recuerdo para las cosas obligatorias, que debían estar pegadas en la puerta del ropero: el retrato de Artigas, la foto de los padres, el "Cuadro de Lavandería" y el horario de clases. Y claro, el ropero bien arreglado.




Un recuerdo para la despertada a relevo



Un recuerdo para aquella costumbre de anotarnos con el Cuartelero para que nos despertara a relevo y después seguir durmiendo, claro.




Un recuerdo para lo prohibido



Un recuerdo para aquellos tiempos, en que estaba prohibida la radio, el diario, el mate y la comida. Aunque algunos igual corrían sus riesgos, y conseguían evadir esta prohibición. Buenos tiempos aquellos de maniobras, cuando la radio y el mate eran autorizados, y así podíamos escuchar la radio "Zeta Ese Eme" (Zorrilla de San Martín, la radio de Tacuarembó).




Un recuerdo para la "Visita Médica"



Un recuerdo para la Visita Médica, y también para aquellos que la utilizaban en forma indebida, consiguiendo eximiciones y regímenes de comida especiales, algo que era muy preciado, teniendo en cuenta que algunas comidas no eran muy apetitosas, como el cuadrado de pescado, por ejemplo.




Un recuerdo para la "limpieza de armamento"



Un recuerdo para aquellos momentos de tranquilidad y paz que deparaba la "limpieza de armamento". Además, significaba que algo se había suspendido o no sabían qué hacer con nosotros.




Un recuerdo para la peluquería



Un recuerdo también para la peluquería, y no precisamente la "de Don Mateo" (como aquel programa cómico argentino de la época), sino la de Aguilar y demás. Cuando aparecía algún peluquero nuevo, sin experiencia, la barra disparaba. De ahí surgió la necesidad de los "peluquetos", el corte de pelo casero, que por supuesto estaba prohibido. En la foto, según el relato del propio Sapo, el resultado del 2º corte de Aguilar en la peluquería que estaba detrás de la cancha de básquetbol.




Un recuerdo para la instrucción en Toledo




Un recuerdo para la instrucción de Orden Cerrado en Toledo, cuando dejábamos el surco alrededor de la plaza.



Un recuerdo para Antoñito en la POPM




Un recuerdo para Antoñito y su extrema habilidad (y valentía), para tirarse de cabeza, a toda velocidad, para pasar el túnel en la POPM (Pista de Obstáculos de Pentatlón Militar). Siempre causó admiración la facilidad con lo que lo hacía, aún cuando es cierto que su tamaño lo ayudaba, pero varios de nosotros nos llevamos buenos golpes allí, y también varios dejaron parte de su cuero cabelludo.



Un recuerdo para el cuadrado de pescado y la ropa vieja



Recuerdo de la Lola: "... el cuadrado de pescado y la ropa vieja de los viernes, todo incomible. Hechos que produjeron en 1975 que cayera el Oficial de Administración y aparecieron los miércoles las milanesas."




Un recuerdo para las Comisiones Instaladoras




Un recuerdo para la "Comisión Instaladora", la que en maniobras desarmaba el campamento anterior y preparaba el próximo campamento, antes de que llegara el Curso de la marcha del día. Había algunos que eran asiduos integrantes de las Comisiones Instaladoras, particularmente cuando las marchas eran muy largas...




Un recuerdo para el café a relevo




Un recuerdo para la época en que a la Guardia le daban un café con un "Martín Fierro" a relevo. Había algunos "huecos" que se levantaban, aunque no estuvieran de guardia, para garronear algo...




Un recuerdo para el "Mar Caspio"




Un recuerdo para el "Mar Caspio". Recuerdo de la Lola: "¿Te acordás del Mar Caspio? Era un lagunón sobre el final de la entrada por donde se iba a la Compañia de Servicios."




Un recuerdo para el puente del Arroyo Toledo




Un recuerdo para el puente del Arroyo Toledo sobre la Ruta 6. Pasamos muchas veces sobre él, ya sea en ómnibus, en auto o marchando a pie.




Un recuerdo para las "Ruinas de Klinger"




Un recuerdo para las míticas "Ruinas de Klinger", objetivo de tiro en Maniobras de Verano en el Campo Militar de Zapará.




Visitantes:
Free track counters

Promoción "Mariscal Francisco Solano López" - Arma de Infantería - Ejército Nacional
República Oriental del Uruguay