´
Estás en: Aniversarios - Ni olvido ni perdón - PASCASIO BÁEZ
Museo de la memoria
Esta página está en su gran mayoría basada en documentación del "Museo de la memoria del pasado reciente"

Ver sitio "Museo de la memoria del pasado reciente"



Ni olvido, ni perdón.


Pascasio Ramón Báez Mena


Humilde peón rural, secuestrado el 11 de diciembre y asesinado por los tupamaros el 21 de diciembre de 1971. El primer "desaparecido", aunque su nombre no figure en el memorial del Cerro de Montevideo ni en ninguna reivindicación de grupos de derechos humanos.
Tampoco sus familiares fueron objeto de ningún interés por quienes dicen defender los derechos humanos, ni recibieron ninguna compensación económica, como sí la reciben, increiblemente, sus asesinos.


Diario El Dìa, 22 de junio de 1972






Diario El País, 22 de junio de 1972




Dagoberto Báez, padre de Pascasio:
"No tengo queja para nadie. Solo sé que la vida es brava".





21 de diciembre de 1971



Pascasio Ramòn Báez Mena vivía en Pan de Azúcar (Dpto. de Maldonado), tenía esposa e hijos, era un modesto peón rural, totalmente ajeno a los conflictos de la época y fue asesinado por los tupamaros el día 21 de diciembre de 1971. Báez entró a la estancia "Espartaco" (o "Espartacus") buscando un caballo que se había escapado. Por casualidad, vio un hombre salir de un escondite subterráneo clandestino en el campo. Era utilizado por los tupamaros y se denominaban "tatuceras". Al verse descubiertos, los tupamaros secuestraron a Báez, y lo encerraron en la tatucera, mientras decidían qué hacer con él. Finalmente, decidieron matarlo, lo que ejecutaron el 21 de diciembre de 1971. Ha sido una de las muertes más injustas, y un infame asesinato que cometieron los tupamaros, sabiendo éstos que Báez no era más que un peón rural, que era inocente y ajeno a todo, ni "oligarca" ni "explotador", y por el hecho de haber descubierto la guarida, tomaron la resolución de asesinarlo.




22 de mayo de 1972



El 22 de mayo de 1972 es descubierta la tatucera tupamara en la estancia "Espartacus", y luego de un tiroteo con integrantes del Ejército Nacional, son detenidos sus ocupantes. Comienza el esclarecimiento de sus actividades y del asesinato del peón Pascasio Báez.




21 de junio de 1972



El 21 de junio de 1972, es exhumado el cuerpo de Pascasio Ramòn Báez Mena en la estancia "Espartacus". Estaba enterrado en un potrero cercano al lugar donde se habían descubierto las tatuceras con tupamaros, y que eran utilizadas como depósito de armamento y polígono de tiro para entrenamiento. Cuando cayeron en poder del Ejèrcito, el 22 de mayo de 1972, y fueron arrestados todos los tupamaros que estaban allí, por sus propias informaciones y declaraciones se llegó al lugar donde estaba enterrado Báez.




Asesinos





Ismael Bassini Campiglia, alias "Falucho", avanzado estudiante de medicina en aquel entonces, fue quien le suministró a Pascasio Báez la inyecciòn de pentotal que terminó con su vida. Increiblemente, luego del retorno de la democracia, Bassini obtuvo el título de Doctor en Medicina, otorgado por la Universidad de la República, en un acto de hipocresía repugnante de sus autoridades. Ningún tribunal de "Ètica Médica" se opuso, el Sindicato Médico, tan atento y riguroso para otros casos ("otros casos" = "médicos militares") se olvidó de decir algo, el periodismo siempre cómplice, calló, y la oposición política, no quiso enterarse. Así las cosas, el asesino de Pascasio Báez, que utilizó sus conocimientos de medicina para matarlo (conocimiento que todos nosotros pagamos, porque estudiaba en la UDELAR), ejerció la profesión que deshonró y avergonzó con su asesinato, durante muchos años en el Hospital de Clínicas. Y no solo eso, en el segundo gobierno de Tabaré Vázquez fue designado Director.

Bassini Campiglia no era un novato ni un luchador "contra la dictadura". Ya había sido detenido en diciembre de 1968 (en democracia) y procesado (los cargos, en el recorte de la izquierda), se había fugado del Penal de Punta Carretas en la fuga masiva de setiembre de 1971, y volvió a caer detenido el 22 de mayo de 1972, cuando cayeron las tatuceras de la estancia Espartacus.
No fue el único médico involucrado en el asesinato. Henry Willy Engler Golovchenko era Doctor en medicina, y era el enlace con la tatucera de "Espartacus". Por lo tanto, cuando capturaron a Báez y no decidían qué hacer con él, Engler Golovchenko fue consultado. Se reunió con la dirección de los tupamaros y decidieron matarlo al peón. Luego de la decisión, Engler volvió a "Espartacus" a comunicarlo, y además a llevar la dosis de pentotal con la que lo ejecutarían. No sabemos si Engler Golovchenko fue sancionado por el Sindicato Mèdico por violar su juramento hipocrático.




Cómo fueron los hechos


Recorte de la publicación "Testimonio de una Nación agredida", diciembre 1978







¡Recuerden, uruguayos, recuerden!


Cuando escuches historias fantasiosas de tupamaros luchando contra la dictadura o maravillas ficticias de subversivos "del lado del pueblo", repasá algunos titulares de la prensa de aquella época, y comprobarás lo falso e hipócrita de ese relato.


Para ver toda la prensa de ese día, click aquí.



Diario El Día, 22 de junio de 1972




Diario El Diario, 21 de junio de 1972






Diario El Día, 22 de junio de 1972




Diario El Día, 22 de junio de 1972




Diario El País, 22 de junio de 1972




Diario El Día, 22 de junio de 1972




Diario El Día, 22 de junio de 1972




Diario El Día, 22 de junio de 1972




Diario El Popular, 22 de junio de 1972




Diario El País, 14 de agosto de 1972




Diario Acción, 22 de setiembre de 1972







Visitantes:
Free track counters

Promoción "Mariscal Francisco Solano López" - Arma de Infantería - Ejército Nacional
República Oriental del Uruguay